En Aticama, San Blas fue agredida sexualmente, Marimar, una mujer trans que se ocupaba de velar la zona de ramadas. Ante este hecho, la población LGBTTTI+ de Nayarit ha levantado la voz para exigir justicia.

Fotografía: El Occidental

Mara Rojo, presidenta de la asociación “Ser Libre” indicó que la población LGBTTTI+ de Nayarit se encuentra consternada luego de la agresión sexual que sufriera Marimar, una mujer trans que estaba encargada de velar la zona de ramadas en la playa de Aticama. La dirigente acusó a funcionarios de gobierno por no hacer su trabajo en lo concerniente a los ataques que han sufrido personas LGBTTTI+. Por ello, exigen que los servidores “hagan justicia”.

Finalmente, añadió que Marimar se encuentra hospitalizada; se solicitó una cooperación para que pudiera realizarse una serie de exámenes médicos, esperan se recupere pronto para que pueda interponer la denuncia correspondiente.

Fuente: El Occidental