Adriana "J", una mujer trans de 33 años, ha denunciado ser víctima de discriminación, acoso y hostigamiento laboral, por su identidad de género, en la empresa en la que trabaja en el municipio mexiquense de Cuautitlán Izcalli.

Fotografía: Morgan Taylor.

Por medio de contacto directo con esta organización civil, Adriana señala que labora en Riscop, una empresa privada de seguridad que presta servicios a terceros, donde constantemente es objeto de burlas por parte de una compañera, dos compañeros y sus supervisores, quienes incluso le han "solicitado ocultar que es una mujer trans".

Fotografía: Riscop Seguridad Privada

La víctima detalla que, con la excusa de que no ha modificado legalmente su acta de nacimiento y otros documentos con su nombre para que vayan acorde a su identidad de género, le han dicho que sus compañeras y compañeros de trabajo "tienen la orden de que usen el nombre con el que fue registrada y no con el que se identifica".

Además de ello, los supervisores le han obligado a usar el baño de hombres y le han insistido en que se corte el cabello, así como reducir el empleo de maquillaje y no pintarse las uñas, con argumentos respecto a que "no debería hacerlo por ser un hombre". Por esta razón, Adriana ya ha interpuesto una denuncia ante el Ministerio Público del Estado de México contra las y los responsables por la violencia que ha sufrido.

Fotografía: El Eco de Tandil

"La verdad es demasiado incómodo trabajar así y es demasiado humillante que te llamen por un nombre por el cual no me siento identificada (...) yo solo quiero trabajar y estar tranquila y segura", dijo Adriana. #NoMásTransfobia #JusticiaParaAdriana