Tras la viralización en redes sociales del video donde se observa a un estudiante pedir a otro alumno que le llame “compañere”, diversos usuarios de redes sociales comenzaron una campaña de acoso, algunos incluso divulgaron información personal del estudiante.

Durante una clase línea, una persona trigénero rompió en llanto después de considerar una falta de respeto que uno de sus compañeros le llamara “compañera” y no “compañere”. El video se viralizó rápidamente en Tik Tok, Twitter y Facebook.

En un grupo de Facebook de 41 mil 200 integrantes se filtró la información personal del estudiante trigénero. La información constaba de su dirección personal, su correo institucional y algunos documentos oficiales. Los integrantes de este grupo comenzaron una campaña de acoso, donde los integrantes enviaban mensajes a las redes sociales privadas del estudiante.

Mientras tanto, parte de la discusión en redes se centró en el uso del lenguaje inclusivo para referirse a personas no binarias o de género neutro.

“Una vocal means [significa] incomprensión o desprecio de tu familia y círculos cercanos, falta de acceso a educación, salud y trabajo; formar parte de un sector de la población con menor esperanza de vida y mayor índices de suicidio”, escribió la periodista Láurel Miranda a través de Twitter.

De acuerdo con el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero, la violencia en contra de las personas no binarias inicia desde el momento en que su identidad de género no es validada y se utilizan pronombres que la persona solicitó no utilizar.

Tanto en Facebook, Twitter y Tik Tok, diversos usuarios desearon la muerte al estudiante trigénero. Estos mensajes de odio se dan en un país que ocupa el segundo lugar en transfeminicidios y donde la esperanza de vida de la gente trans es de apenas 35 años en promedio, según un informe sobre esta población elaborado por Almas Cautivas, Equis Justicia para las Mujeres y Casa de las Muñecas Tiresas.

Fuente: Aristegui Noticias