Luego de que alumnos de una escuela primaria del condado de Broward en Florida acudieran a una comida anual en un restaurante local, propiedad de una persona LGBTTTI+, la gente mostró su indignación en redes sociales.

Fotografía: Open Table

Sarah Leonard, miembro de la junta escolar en Florida, fue la encargada de acompañar a niños en edad escolar a una excursión al restaurante Rosie's Bar and Grill que tenía como propósito conectar a las escuelas con las pequeñas empresas del distrito. La indignación de varias personas se dio debido a que este restaurante es de propietarios LGBTTTI+ y popular entre la población LGBTTTI+, por lo que cuestionaron la actividad.  Al momento, el Distrito Escolar del Condado de Broward no ha emitido ninguna respuesta.

Fuente: Independent en Español