Este martes el Congreso de Colima legisló contra las terapias de conversión, estableciendo una sanción de dos a cinco años para aquellas personas que las realicen.

Fotografía: Orgullo disidente (Twitter)

El Congreso del Estado de Colima aprobó este martes reformas a diversas disposiciones del Código Penal, a la ley de Salud y a la Ley que previene, combate y elimina la discriminación. También, se estableció una sanción de 2 a 5 años de prisión y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario a aquellas personas que imparta, promueva, ofrezca, aplique, financie, someta u obligue, con o sin fines de lucro, a otra a recibir una terapia de conversión.

Fuente: Contramuro