Odio. Rechazo. Desprecio. Invisibilización. Omisión.

Una y otra vez, ésas han sido las constantes del Congreso del Estado de México hacia las personas LGBTTTI+ para no aprobar las iniciativas de reconocimiento al matrimonio igualitario en la entidad.

Excusa tras excusa, las diputadas y diputados locales han antepuesto sus prejuicios y, con ello, pisoteado nuestros derechos humanos.

En 2020, la LX Legislatura aprobó establecer cada 17 de mayo, como Día Estatal de la Lucha contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. ¡Nada más hipócrita que eso! La incoherencia se explica sola.

Con una mano, el Poder Legislativo declara un día contra la discriminación hacia la población LGBTTTI+, pero con la otra obstaculiza que las parejas del mismo sexo nos podamos casar, a través de la vía civil con argumentos arcaicos y retrógrados.

Ya no queremos excusas. Ya no necesitamos más foros de discusión. Rechazamos el oportunismo y la estulticia. Nos negamos a permanecer en silencio. Reprobamos el oportunismo político. No pedimos; exigimos que el próximo 12 de mayo, las Comisiones Legislativas de Gobernación y Puntos Constitucionales; de Procuración y Administración de Justicia; y de Igualdad de Género dictaminen y voten a favor de las tres iniciativas, al respecto.

Diputadas y diputados locales: Por una vez, actúen a la altura de su cargo. ¡Dictaminen y voten a favor matrimonio igualitario en el Estado de México! ¡Nos vamos a casar, le guste a quien le guste!

ATENTAMENTE

FUERA DEL CLÓSET A.C.