Una joven de 26 años, de iniciales R.I.R. que prefirió mantener privada su identidad, denunció ante la Federación Estatal LGBT de España que la Parroquia de la Sagrada Familia de Vilavella, España, le había prohibido ser madrina de confirmación de su sobrina por ser lesbiana y argumentar que "no lleva un estilo de vida digno". De acuerdo con las reglas de la iglesia católica, los requisitos para ser madrina o padrino de confirmación son estar bautizada o bautizado, haber tomado la comunión y estar confirmada o confirmado, no existe prohibición alguna en cuanto a la orientación sexual. La joven cumplía con todos los requisitos, según el medio de comunicación español, El Mundo.

"Lo más triste es el mensaje que están dando a los más pequeños. Mi sobrina, de alguna manera, sabe que no voy a ser su madrina. De esta forma, la parroquia está dando a entender que la orientación sexual es algo malo cuando no lo es", expresó R.I.R. a medios de comunicación. En el marco del Día de la Visibilidad Lésbica, el 26 de abril, la comunidad de Vilavella se solidarizó con la joven y como muestra de apoyo colgaron banderas arcoíris en sus balcones. #NoMásLesbofobia

Fuente: Homosensual, SDP, El Mundo.

Fotografía: Ibero 90.9, SDP.