El día de ayer, 18 de agosto del 2021, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que el Congreso del Estado de Yucatán actuó de manera ilegal e inconstitucional al rechazar, mediante votación por cédula (voto secreto), las iniciativas de reforma discutidas en 2019 que pretendían modificar la Constitución del estado para reconocer el matrimonio igualitario en la entidad.

Imagen: Colectivo PTF Yucatán

Las organizaciones civiles, Colectivo por la Protección de Todas las Familias en Yucatán, Article 19 Oficina para México y Centroamérica, Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, y la Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa (UNASSE, A.C.) fueron quienes promovieron los amparos, bajo expedientes 25/2021 y 27/2021.

“la imposición de una votación por cédulas secretas […] con el objetivo de permitir el matrimonio igualitario en la entidad transgredió claramente los principios de legalidad y seguridad jurídicas, por contravenir la legislación orgánica y reglamentaria del propio Congreso del Estado de Yucatán, generándose a su vez una violación a los derechos a la libertad de expresión, acceso a la información y participación activa en los asuntos públicos del Estado de las y los quejosos", señalaban ambas sentencias.